Lámpara de Vida.

 

La lámpara encendida y mientras se me va la vida.
La lámpara cautiva esa emoción que me domina.

Encendida cuando escribo estas palabras, la lámpara es la que me acompaña en mis recorridos por diversos y fantásticos mundos, pues a veces salgo de esta habitación y me encuentro con seres que uno jamás pensaría encontrarse. Me he topado con fantasmas de navidades pasadas, con fósiles memorias de un ayer que ya es historia y también con espantapájaros que me recuerdan que sobre el arcoiris, muy pero muy arriba, hay un lugar que no se parece nada a este.

Encendida cuando escribo otras palabras que quisiera no volver a pronunciar, pues son heridas que sólo el tiempo y algunos tequilas pudieran curar. Pero nadie habla de bebidas en estos tiempos de sequía. Nadie quiere hablar de amores en este tiempo de dolores y pasiones. Nadie quiere hablar de relaciones en estos tiempos de ardor y repulsiones. Ya nada es como antes ante la luz de las velas, ante las tinieblas que se posan en la habitación en el preciso momento en que aprieto un botón y la lámpara que estaba encendida cuando escribia estas palabras, dejó de estar con vida.

 

 

Autor: León Alberto

I Was Pandora... And Then I Got Over It.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s