Alquiler

Ayer me recosté en tu pecho y sentí tu corazón. Por sentir quiero decir la manera más cercana que puedo imaginar: sentí su palpitar, sentí tu calma, tu inocencia y levedad al dormir.

No lo sabía aún, pero fue una de nuestras últimas noches juntos en un ahora viejo lugar; espacio que nos vio pelear, sonreír y charlar sobre la enorme oportunidad que tuvimos enfrente y nos atrevimos a tomar.

¿Qué pasa después de la tormenta? Llega la calma. Eso fue lo que sentí al recostarme en tu pecho: calma, inocencia, la levedad de tu corazón que ya se alquiló un espacio con el mío.

De aquí pa’l real, chaparro.

2015/01/img_0097.jpg

Autor: León Alberto

I Was Pandora... And Then I Got Over It.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s