Nostalgia o La edad

Nostalgia

Ayer me subí a un columpio, aún en contra de mi mejor juicio, pues últimamente estos artificios mecánicos revuelven mi estómago de la peor forma posible. Tras alejarme de él en cuanto el malestar comenzó no pude sino pensar en los enormes cambios que experimentamos al crecer… y nos damos cuenta de chingadazo. Sí, es verdad: lamentablemente ya no tenemos diez años y ahora cada decisión cuenta y pesa, vaya que pesa. Lo miré desafiándome, recordándome tantas y tantas ocasiones en las que me columpié de aquí para allá en cientos de parques y otros lugares en los que un simple juego de cadenas, tornillos y asiento seducen hasta al más serio de los infantes. Por supuesto que volví a treparme al mecanismo endemoniado que una vez más revolvió mi interior y me hizo querer más sin poder, sin poder hacerle caso a esa voz en la cabeza que te dice ya no estás para estos trotes, ya pesa la edadY vaya que pesa.

Autor: León Alberto

I Was Pandora... And Then I Got Over It.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s